fbpx
  • Yolanda Sacristán recuerda que esta Proposición no de Ley nace de una moción que se aprobó en el Ayuntamiento de la localidad en la pasada legislatura, por unanimidad de todos los grupos políticos.
  • Sacristán expone que la iniciativa socialista crearía empleo y dinamizaría económicamente la zona, algo fundamental para la provincia leonesa, tan olvidada por el Gobierno autonómico.

La procuradora socialista Yolanda Sacristán ha defendido este lunes en la Comisión de Empleo celebrada en las Cortes de Castilla y León una Proposición no de Ley para exigir a la Junta la implantación de una Estación de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en el municipio de San Andrés del Rabanedo.

La PNL, que ha sido rechazaba, exponía como motivos la saturación y la distancia de las estaciones ya existentes, que concretamente en la provincia de León están ubicadas en Astorga, Ponferrada, Villablino, Cistierna, Cembranos y Onzonilla. Además, Sacristán también hacía alusión de la presencia en el municipio de San Andrés de un número de vehículos suficientes para dar contenido al servicio.

La procuradora del PSOE por León ha explicado que San Andrés del Rabanedo ha crecido de manera exponencial en los últimos años, convirtiéndose en uno de los municipios más importantes dentro de Castilla y León, con una población censada de más de 33.000 habitantes. “Establecer una estación de Inspección Técnica de Vehículos más cercana, donde hay un núcleo de población importante con un parque móvil de más de 20.000 vehículos solamente en el municipio de San Andrés, hace que se experimente un ahorro en tiempo, en emisión de gases contaminantes a la atmósfera, y gastos de desplazamiento. Un ahorro suficiente para justificar la inversión que debería realizarse”, ha defendido.

Según los datos obtenidos de la Dirección General de Tráfico, la parlamentaria leonesa ha calculado que aproximadamente entre 150.000 y 200.000 propietarios de vehículos demandan las estaciones más cercanas a la capital y alfoz, es decir, las de Onzonilla y Cembranos, y en torno al 15% del volumen total son camiones y furgonetas. “Hablamos de casi 25.000 vehículos de empresas y de actividad económica cuyas revisiones tienen que ser atendidas solo por dos estaciones de Inspección Técnica, la de Cembranos y la de Onzonilla que, a pesar del amplio horario, están saturadas”, ha apuntando recordando que existen unos plazos legales establecidos y que la acumulación de vehículos provoca la pérdida de muchas horas de trabajo en ese trámite administrativo.

“El aumento de estaciones en esta provincia conllevaría a una mayor fluidez de la atención y, por lo tanto, a una menor pérdida de tiempo en la actividad laboral de las empresas.  Esta iniciativa socialista crearía empleo y dinamizaría económicamente la zona, algo fundamental para la provincia leonesa, tan olvidada por el Gobierno autonómico”, ha lamentado Sacristán.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies