fbpx
  • Los socialistas denuncian que el Gobierno autonómico no solo no ha tomado las medidas necesarias para reforzar el sistema sanitario público, sino que ha descuidado la salud de los leoneses y de las leonesas, lo que tendrá peores consecuencias que las del propio coronavirus.
  • El PSOE provincial recoge casi 10.000 reclamaciones por las graves deficiencias en la atención primaria de la provincia, que entregará al Procurador del Común para que obre de oficio.

El PSOE de León ha recriminado a la Junta de Castilla y León haber abandonado la Sanidad durante la segunda ola de la pandemia, una decisión que repercute de forma directa en la salud de los leoneses y de las leonesas y con la que el mundo rural se lleva la peor parte.

“Tres meses después de la finalización del estado de alarma la Junta no ha invertido ni 1 euro en reforzar nuestro sistema sanitario público, al contrario, cerrando los consultorios locales lo ha debilitado. El Gobierno autonómico no ha hecho nada para mejorar las infraestructuras, ni para aumentar las dotaciones de equipamiento. No ha reforzado las plantillas y, lo que es peor, no ha contratado personal para sustituir las vacaciones de los sanitarios”, ha declarado el coordinador del área de Sanidad, Diego Moreno, subrayando que “afrontamos la siguiente ola de coronavirus con los mismos recursos, sin que de nada hayan servido estos meses de tregua”.

Moreno ha insistido en que la pasada semana los representantes leoneses del PP y C´s en las Cortes votaban en contra de acelerar las inversiones que necesita la provincia, tales como el centro de salud de Sahagún, de Villaquilambre y de Pinilla, y los de especialidades de Ponferrada II y de Cistierna, así como el acelerador lineal del Hospital del Bierzo y la ampliación de las camas UCI. “¿Para cuándo las obras de ampliación de la UCI del Hospital de León y del Bierzo? hay que recordar que la provincia tiene la ratio poblacional más bajo de camas UCI de todo Castilla y León, tan solo 4,78 por cada 100 mil habitantes (22 camas en toda la provincia). La urgencia es aquí y ahora”, ha sentenciado el parlamentario.

La secretaria de Sanidad, María Isabel Fernández Marassa ha explicado que el PSOE de Castilla y León alcanzó un acuerdo con la Junta a cambio de que se mantuviera la consulta en los pueblos. Una promesa incumplida. “Aceptamos que en esta situación excepcional se establezca la cita previa, pero ni se ha reforzado el sistema para garantizar la atención inmediata, ni se han puesto facilidades para las personas más vulnerables. En definitiva, cuando más carga asistencial hay en las zonas rurales de nuestra provincia, menos médicos hay de servicio y el sistema es más inaccesible”, ha aclarado.

Marassa también ha puntualizado que, durante el confinamiento, según datos de la Junta, contrataron a más de 4.000 profesionales y que el PSOE pidió que alargaran sus contratos. “No se nos escuchó y el día después de finalizar el estado de alarma se despidió a la mayor parte de estos sanitarios que, lógicamente, fueron contratados por otras Comunidades. La consejera Verónica Casado es la única responsable de la situación y tendrá que dar explicaciones”.

Casi 10.000 reclamaciones por las graves deficiencias en la atención primaria de la provincia

El día 30 de julio, hace poco más de un mes, el Partido Socialista de León inició una campaña a nivel provincial para que las personas pudiesen denunciar las deficiencias del sistema público de salud. “Preparamos un documento para que los leoneses y las leonesas pudieran hacernos llegar sus quejas y trasladar sus exigencias a la Administración. La campaña se ha extendido a toda la provincia, a través de unas hojas de reclamación que siguen estando disponibles en la sede provincial del PSOE de León y que se pueden solicitar a todos los cargos públicos”, ha argumentado la secretaria de Organización, Nuria Rubio.

La procuradora socialista ha contabilizado más de 2.500 reclamaciones en las que se exponen situaciones y propuestas concretas. Además, también se han recogido a mayores más de 7.000 firmas que exigen a la Junta soluciones urgentes que frenen el desmantelamiento de la sanidad en las zonas rurales. En total hablamos de casi 10.000 quejas.

“Para nosotros son llamadas de auxilio, y no vamos a mirar para otro lado como acostumbran desde el Gobierno autonómico. Ya hemos tenido bastante con la gestión sufrida en las residencias de mayores de la Comunidad, no vamos a permitir que los más vulnerables sigan padeciendo las consecuencias de la mala gestión del PP y sus socios de Gobierno. De sobra conocemos la situación que sufre la sanidad rural, pacientes y profesionales. Por ello queremos trasladar todas y cada una de estas reclamaciones al Procurador del Común para que obre de oficio, y así mismo las registraremos en la consejería de Sanidad”, ha finalizado Rubio, exigiendo a Mañueco que deje de aprovecharse de la coyuntura de la pandemia y que cumpla sus compromisos y responsabilidades con la provincia leonesa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies