fbpx
  • El popular Emilio García Molero cuenta con una toma de agua ilegal en un solar de su propiedad. El portavoz socialista en el Consistorio de la localidad ha destapado tal irregularidad en el último pleno.
  • Lejos de avergonzarse, el regidor ha reconocido abiertamente: “No tengo contador, ¿y qué?”.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Pozuelo del Páramo llevó al último pleno celebrado las irregularidades en el suministro de agua del municipio, ante la inacción del equipo de Gobierno popular en sus 13 años al frente del consistorio. Reconocieron que nunca han aplicado la ordenanza reguladora al respecto, nunca se ha impuesto ninguna sanción, a pesar de que es sabido en el propio Ayuntamiento que faltan en torno a un centenar de contadores de agua (más todos los existentes que no funcionan correctamente). Los concejales populares dieron a entender que no saben cómo aplicar la ordenanza, y que hacerlo supondría en ocasiones enfrentarse a familiares y amigos, consintiendo expresamente que sus allegados (y posiblemente votantes) defrauden el suministro de agua potable.

En ese punto, el portavoz socialista, Néstor Fernández Cabañas, expuso que el propio alcalde del municipio, el popular Emilio García Molero, cuenta con una toma de agua ilegal en un solar de su propiedad, sin contador. Situación que el propio alcalde reconoció con total desfachatez, respondiendo literalmente: “No tengo contador, ¿y qué? Pero pago el IBI de ese solar, y apenas uso ese grifo”.

Esa toma de agua, como bien saben todos los vecinos de Altobar de la Encomienda (donde reside el regidor popular), es usada para tareas agrícolas, incluso en ocasiones utiliza ese agua en su propio domicilio, cruzando una manguera por la calle.

“Es vergonzoso que un Alcalde defraude el agua en su pueblo. ¿Qué ejemplo da ante sus vecinos? ¿Cómo va a exigir el Ayuntamiento a cualquier vecino que regularice su situación, si el primer incumplidor es el propio alcalde?” ha explicado Fernández Cabañas. “Por otro lado, es una falta de respeto total hacia los vecinos que pagan regularmente sus recibos trimestrales; se sienten engañados, y se incentiva que dejen de pagar el agua. Un recibo trimestral de agua en el Ayuntamiento de Pozuelo, con alcantarillado y basuras ronda los 14€. Si se multiplica esa cantidad por cuatro recibos al año, y por los años que lleva de alcalde, deja de ser un asunto menor”, ha añadido.

Por todo esto, el portavoz socialista ha exigido al alcalde que ponga fin a esta escandalosa situación, y al resto de concejales del Partido Popular que dejen de ampararle en esta ilegalidad, de la que también son partícipes por mirar hacia otro lado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies