fbpx
  • Yolanda Sacristán reivindica la figura del empleado público como el sostén de la Administración, e insiste en el abono de los fondos adicionales pendientes y la aplicación de la jornada laboral de las 35 horas. Además, exige soluciones a la demora en cubrir vacantes, y al desarrollo de la carrera profesional.

 

La procuradora socialista Yolanda Sacristán ha reivindicado durante la Comisión de la Presidencia, celebrada este miércoles, la figura del empleado público como el sostén de la Administración que hace posible que los servicios lleguen a los ciudadanos, sin olvidar los sacrificios que han soportado para que el sistema público siga funcionando a pesar de las nefastas decisiones políticas de los últimos años. “El decreto de alarma, no ha quitado las funciones a las comunidades autónomas para gestionar su personal, incluido el del SACYL y la Gerencia de Servicios Sociales, por lo que la Junta de Castilla y León es la única responsable de la falta de personal y de recursos que padece la lucha contra la pandemia”, ha declarado Sacristán.

Para la parlamentaria del PSOE, la política de personal de la Junta en la batalla contra el coronavirus, afecta al área de Presidencia y a otras consejerías como Sanidad, Educación, Familia e Igualdad, donde las medidas implementadas por la propia Junta, en el ámbito de personal, están demostrando ser insuficientes, deficientes, con plantillas recortadas, y con una falta absoluta de coordinación entre todas ellas.

“Desde que en el año 2012 se quitó a los empleados públicos muchos de sus derechos, sus representantes sindicales han estado trabajando para recuperarlos”, ha apostillado, recordando el incumplimiento por parte de la institución autonómica sobre la recuperación de la jornada laboral de 35 horas. Sacristán también ha exigido soluciones a la demora en cubrir vacantes y al desarrollo de la carrera profesional.

“Hay que reconocer el esfuerzo de más de 86.000 empleados públicos de la Administración autonómica que, en algunos casos, los ha llevado a la enfermedad y a la muerte. No se pueden despachar sólo con bonitas palabras. Es necesario que se agoten las bolsas de profesionales y voluntarios, se les dote de contratos dignos y se les mantenga en la sanidad pública ante la previsión de que se les pueda volver a necesitar”, ha reivindicado la política, que ha resaltado la propuesta que hizo la Junta de unos 25 millones de euros para compensar ese esfuerzo del personal sanitario, del que no se ha vuelto a saber nada más.

Con respecto a la gestión del personal de las plazas residenciales, Sacristán ha solicitado la convocatoria de las bolsas de empleo que se agotan y no se convocan, ya que la situación de estos centros se encuentra bajo mínimos en cuanto a recursos humanos, muy agravada por la crisis sanitaria que estamos viviendo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies